miércoles, 7 de marzo de 2007

Poesía y mitología china

Poema anónimo del libro “Diecinueve Poemas Antiguos”
(escrito durante la dinastía China Han 157 ac)

10
Lejos, muy lejos está la estrella del Pastor
y radiante la joven tejedora.
Delicadas y blancas, sus manos se mueven
clik-cluk van y vienen sobre el telar.
No termina una pieza al día
y como la lluvia sus lágrimas giran hacia abajo.
El Río Celestial está claro y poco profundo;
hay una gran distancia entre los dos.
Al otro lado del agua que se desborda
la tejedora fija la mirada en silencioso amor.

(Traducido del chino por Chou Ping y Tony Barnstone, traducido del inglés por GCW)

El poema hace referencia a una historia mítica china maravillosa: la tejedora era nieta del Emperador del cielo. Su trabajo era hacer el bordado de las nubes pero después de su matrimonio con el Pastor dejó de trabajar. Molesto, el Emperador del Cielo, separó a la pareja. Cada uno permanecería de un lado de la Vía Láctea (el Río Celestial). Una vez al año se les permitía reunirse. En el día séptimo del séptimo mes cruzaban un puente que fue construido especialmente para ellos.

1 comentario:

Andy dijo...

Dios mío!
¿Eres de verdad?
mi poema favorito de los Diecinueve de Han.
Sólo falta que conozcas Shinto, de J.L.B.